Testimonios

 Inicio Secciones Guardería Testimonios

Becky

¡Llegaron dos niños nuevos! Se escucha una voz en el salón, parece que la persona que los trajo es su abuela, pues los niños son pequeños y la señora un poco mayor, la niña es encantadora tiene unos preciosos y grandes ojos cafés claro, los dos tienen el cabello rubio se ven tímidos, probablemente están asustados por que llegan a un lugar desconocido, donde no conocen a nadie; el pequeño que es varón pasa a otra aula, le pregunto a la niña como se llama y temerosa voltea a verme y me dice su nombre, a pesar de ser su primer día ya peleó con algunos niños y no se integra al grupo de las pequeñas que juegan con los cubos de madera, de repente empieza a menearse y cruza sus piernitas, le pregunto si quiere ir al baño, se suelta llorando, me imagino que es porque no me conoce, me acerco para darle confianza y así juntas logro que entre al baño, su llanto se acentúa más y no hace el intento de sentarse, me acerco para ayudarla pero sólo logro que llore más al grado que me desespera, la obligo a sentarse y le llamo la atención porque se va a orinar en el pantalón, sin embargo, su actitud me llama la atención, la observo los días posteriores, me intriga su actitud y su situación.

Acudo a la dirección para investigar y descubro que el drama de esta pequeña es increíble; en su expediente se reporta que su abuela es la tutora, ya que los niños se recogieron a sus padres por maltrato, ellos viven con ella y su tío Mario, cuando le entregaron los niños a su abuela le comentaron que al parecer fue abusada sexualmente, comprendo el por qué del llanto en el baño que tanto me impactaba, me propongo ser más tolerante y sobre todo darle amor maternal que tanta falta le hace.

Un tiempo después se pierde el monedero de una de las maestras buscamos y lo encontramos entre las cosas de la niña; tomando en consideración su situación decidimos hablar con ella y hacerle ver que perjudico a la maestra pero más que nada aprovecho la situación para enseñarle que las cosas no deben tomarse a la fuerza y mucho menos robar.

Me quedo pensando si es un reflejo de lo que ella vivió, me inquieto al pensar lo que pasa por su pequeña cabecita y creo que si yo estuviera en su situación y hubiera vivido lo que ella, estaría llena de odio pero gracias a Dios ella está muy chiquita para albergar estos sentimientos hoy hace 4 años que Becky se encuentra en la guardería actualmente curso el primer año de primaria y con magnificas calificaciones; hace dos años falleció su tío pero su abuela continua a cargo de ella, su mirada es un poco picara y refleja alegría, al parecer el pasado quedo olvidado y un maravilloso porvenir se le presente y yo me pregunto: ¿Su destino hubiera sido el mismo si no existiera esta guardería?